ORÍGENES

  • Joan Sardà es una bodega situada en la población de Castellví de la Marca, en la comarca del Alt Penedès (Barcelona).  Nuestra bodega se establece alrededor de la Masia Olivella, originaria del s. XVII, testimonio vivo de años de tradición vinícola.

  • Nuestra historia comenzó en 1927 cuando Tomàs Sardà Comellas, un agricultor que conreaba sus viñedos, tras una buena cosecha decidió vender los excedentes en la ciudad de Barcelona. De espíritu visionario, él sentó las bases de la empresa, que posteriormente impulsarían y consolidarían las siguientes generaciones consolidándola a día de hoy como una bodega de larga tradición vinícola.

  • Posteriormente su hijo, Joan Sardà Ribas, abriría un mercado importante, distribuyendo directamente a los restaurantes de la zona. En 1962 se inaugurarían unas nuevas instalaciones en la población de Castellbisbal (Barcelona), de donde originariamente era la bodega.

  • Sus hijos Anton y Joan Sardà i Margarit, tercera generación y ambos enólogos, fueron los responsables de consolidar la empresa. En 1969 se inauguraba una nueva embotelladora de vino y, a partir de 1975, comenzaría la expansión internacional de la bodega. Años más tarde, en 1986, se trasladaría la sede de la empresa en torno a la Masía Olivella, en Castellví de la Marca (en la prestigiosa comarca del Penedès), una masía originaria del siglo XII que albergaba unos viñedos y también una bodega construida en 1913. Esta antigua bodega se adaptó para instalar unas nuevas instalaciones.

  • Fue el emprendedor y visionario Joan Sardà i Margarit, que destacaba por su carácter aventurero y viajero, al tiempo que apasionado de su tierra y del mar, quien hace 30 años condujo los vinos fuera de nuestras fronteras, de mar a mar, dándolos a conocer al mundo, especialmente en la zona del Caribe. Allí los vinos se asentarían con mucho éxito, aún hasta el día de hoy, consolidándose posteriormente también en otros mercados internacionales.

  • A día de hoy, la bodega Joan Sardà sigue conservando el espíritu emprendedor de su fundador. Nuestros vinos son el reflejo de una larga tradición vinícola y de un respetuoso compromiso con el territorio que nos acoge, el Penedès.